7.10.05 6:16 p. m.

Una bromita...

Conozco personas que frente al más mínimo comportamiento inesperado de un computador, entran en pánico, o se quedan paralizadas sin saber que hacer.

Estas personas son el blanco ideal para la siguiente broma. En un computador que la víctima utilice, minimizar todo lo que se vea en pantalla, de manera que se vea el escritorio. Ubicando el cursor en la esquina inferior derecha de la pantalla (donde no se vea), capturar una imagen del escritorio (con la tecla imp pnt), y guardarla (esto se hace abriendo Paint y pegando, ahí aparecerá la imagen del escritorio). Ahora (como muchos ya habrán adivinado) hay que ir al panel de control, y poner como fondo de pantalla la imagen del escritorio que se capturó.

El efecto que tiene esto es bastante confuso: al tomar los íconos del escritorio y arrastrarlos, se ve como si quedaran copias duplicadas en el lugar original, y no se pueden seleccionar ni enviar a la basura. Una variante de esta broma sería crear un ícono de algo que pueda parecer peligroso (por ejemplo, uno que se llame virus o algo así) y ponerlo como parte del fondo, y luego ver al incauto volverse loco tratando de eliminar ese archivo.

Me cuentan si les resulta.

1 comentarios:

Jerome dijo...

Jajaja, siempre que puedo se lo hago a alguien, pero no sólo pican los tecnologicamente profanos, también los usuarios experimentados se vuelven locos, fue muy divertido ver como una compañera llamó al departamento de sistemas porque "se le había congelado el escritorio"...