25.5.06 12:48 p. m.

Causa perdida


Me rindo. Hubo un tiempo que cuando dictaba mi nombre, decía "Homero, con H", pero por respeto a las personas que sí saben escribir, decidí dejar de hacerlo (más de uno me miró de vuelta con una comprensible cara de "No soy estúpido"). Ya debería estar acostumbrado, pero la verdad es que cuando veo mi nombre mal escrito ni siquiera me molesta en forma consciente; es una sensación difícil de explicar, como cuando ves algo realmente feo pero no puedes sacarle la vista de encima.

Update 5:16 PM: Ahora que lo miro con detención, descubro algo curioso... al principio pensé que mi casi-nombre parecía un ambigrama, por tener una o al principio y otra al final, así que lo di vuelta y encontré un mensaje escondido... ¿Qué tiene que ver Mario con todo esto? ¿Será él el responsable de que escriban mal mi nombre?

6 comentarios:

lela dijo...

Aunque sirva de poco... igual me gusta como se ve tu nombre sin H.

jerome dijo...

Buff, que suplicio... Yo tengo un amigo al que le sucede lo mismo... Su nombre es Álvaro, y cuando lo escriben con B en lugar de con V no le queda otra opción que tomárselo a broma...

Santiago dijo...

A. Mario es el nombre de otro cliente, se confundieron de vaso (él se preguntaba qué hacía una H al final de su nombre).

B. Mario es tu identidad secreta

C. Mario es el agente con el que te debes ver detrás de la embajada de Kenia, a las dos mil doscientas GMT. Para que lo identifiques, leerá un periódico al revés.

homero dijo...

Jaja!

La B no, no tengo identidad secreta.

No estoy seguro, pero por si acaso, voy a ir a la embajada de Kenia. Me parece lo más sensato.

Voy a estar atento, me huele a que en cualquier momento puedo recibir otra pista...

Helio dijo...

Bienvenido al club de los "se escribe con H". Yo además tengo que especificar que va sin t al final.

Un Saludo,
Helio, Elio, Helios, Elliot, Heliot, Eloy y hasta Héctor...

ana dijo...

¡ombre!
no seas pesao :)